lunes, 21 de noviembre de 2011

Postmodernismo


Lo Contemporáneo en la Literatura Hispanoamericana



El siguiente ensayo tiene como objeto realizar una visión panorámica respecto al proceso de desarrollo tanto social, político y cultural como también literario temático frente  a la aparición de las vanguardias, desde el quiebre de la modernidad literaria hasta lo contemporáneo.
Siglo XIX: Fin de una época en progreso
El desarrollo del período decimonónico, finales de la época moderna, va a generar variados cambios, que tendrán como consecuencia el quiebre de una época con mirada hacia el progreso, la nación, las costumbres y lo natural, pero que más allá de pretender entablar-  en el ámbito literario- una forma de ver la literatura en Hispanoamérica, proyecta una visión de pasado, la cual, posteriormente decaerá con la llegada de las vanguardias.
Desde el Renacimiento, período que se inicia con la llegada de los españoles y el descubrimiento de América, hasta el Romanticismo, con su apogeo entre los años 1825 – 75 aproximadamente, movimiento que se contrapone al neoclasicismo, la Literatura Hispanoamericana tiene un renacer de lo clásico, pero a través de nuevas perspectivas. Es por eso que durante La Modernidad Literaria, el paso hacia el pluriperspectivismo es una de las claves para entender la transición hacia la época Contemporánea.
Contexto social en el período de Transición
Con el correr de los años la época moderna llegaría hasta su fin, esto más menos comprendido desde los años 1870 en adelante, llegado el psicoanálisis de Freud (1896).
La medicina, las revoluciones, la expansión demográfica en Europa, y el fuerte actuar de los países Hispanoamericanos en consolidar su Emancipación e Independencia, generarían (más tarde, 1700- 900) sin previo aviso, un cambio total en  el pensar y hacer de los intelectuales de la época.
Es así entonces como llega, posteriormente el período de Vanguardias, precedido por el Impresionismo de finales del siglo XIX, el que sería el precursor de las vanguardias y el arte contemporáneo.
Algunos hechos que marcan el período decimonónico del siglo XIX;
Guerra del Pacífico (1879 – 1884)
En Argentina, asume la presidencia Sarmiento en 1868 – 1874
La guerra del Paraguay acaba con un saldo terrorífico: decenas de miles de muertos y un país totalmente arrasado. “En Paraguay sólo han quedado algunas mujeres”, comenta un viajero. Muere en Buenos Aires el primer Presidente de la Suprema Corte de Justicia, doctor Francisco de las Carreras, y en Roma - asistente al Concilio - el primer Arzobispo que tuvo la República: Mariano de Escalada. Se funda el Colegio Militar de la Nación y se promulga una ley de ajuste de sueldos a los guerreros de la Independencia. Se crea por ley, la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares. 

Por otro lado en México, comienza la construcción del canal de Panamá, 1 de Enero.
En Cuba, Los años entre 1880 y 1886 se caracterizan por la constante actividad conspirativa de patriotas de la Guerra de los Diez Años convencidos ya de que la España ha incumplido con sus promesas. Hombres que lideraron la anterior guerra como Máximo Gómez, Antonio Maceo, Calixto García (ahora en prisión en España), Carlos Roloff, Flor Crombet y otros, hacen ingentes esfuerzos en la recaudación de dinero, compra de armas y movimientos organizativos pero la frustración y el desgate generado por la larga pasada contienda no han sido superados aún por el pueblo cubano.
De acuerdo a todo lo que estaba sucediendo en Hispanoamérica, comienza a gestarse una nueva forma de hacer arte, sobre todo literatura. Surgen las Vanguardias.
Surgimiento de las Vanguardias: llegada del 1900.
Comenzaré este capítulo mencionando algunos de los hechos tanto social, políticos como culturales que acaecieron con la llegada del nuevo siglo, hasta la su primera mitad.
·          1910-1914
> Revolución mexicana: levantamientos de Madero, Zapata y Villa. Asesinato de Madero. Huerta, presidente de México.
> Crecimiento demográfico de los países hispanoamericanos, que alcanzan los 80 millones. Crecimiento de la inmigración europea
·          1914-1918
> Se abre el canal de Panamá, construido por EE.UU. y bajo su dominio directo.
> H. Irigoyen (partido radical), presidente de Argentina.
> Batlle Ordóñez (partido colorado), presidente de Uruguay;
  y en el ámbito literario, César Vallejo publica "Los heraldos negros" (1918).
·         1919-1926
> Asesinato de Zapata y Carranza en México.
> A. Leguía, dictador en Perú.
> A. Alessandri, presidente de Chile.
> Caída del precio del cobre.
> E. Calles, presidente de México.
> G. Machado, dictador en Cuba. Se funda el Partido Comunista Cubano.
> EE.UU. invade por segunda vez Nicaragua. Resistencia de Sandino.
> "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" (1924) de Pablo Neruda.

·          1927-1930
> Se funda la Federación Obrera de Venezuela.
> Raúl H. de la Torre funda el APRA. Fundación del PNR en México.
> Trujillo toma el poder en la República Dominicana.
> Caída de Irigoyen en Argentina.
> Caída de Siles en Bolivia.
> Caída de Leguía en Perú.
> Crack en la bolsa de Nueva York.

·         1941-1945
> Chile entra en la Segunda Guerra Mundial.
> Golpe de Estado en Argentina. Perón, ministro de Trabajo.
> Se funda el PRI en México.
> Levantamiento popular en Guatemala: Arévalo presidente.
·         1946-1950
> Juan Domingo Perón, presidente de Argentina.
> El general Odría, presidente de Perú.
> Golpes de estado en El Salvador y Venezuela.
> Nueva universidad de México. Alemán, presidente.


·         1931-1934
> Jorge Ubico, dictador en Guatemala.
> Guerra del Chaco entre Paraguay y Bolivia.
> Guerra de la Amazonia entre Colombia y Perú.
> Lázaro Cárdenas, presidente México. Nacionalización del petróleo y ferrocarril.
> Velasco Ibarra, presidente de Ecuador.
> Asesinato de Sandino en Nicaragua.
> Comienza la dictadura de Anastasio Somoza.
> Levantamiento campesino en El Salvador.
> Revolución de los sargentos en Cuba.
·          1935-1940
> R. Betancourt funda Acción Democrática de Venezuela.
> Triunfo del Frente Popular en Chile: Aguirre Cerda presidente.
> Muere el dictador V. Gómez en Venezuela.
> Cárdenas acoge al exilio español republicano en México.
> Acuerdo de límites entre Paraguay y Bolivia.

¿Y las vanguardias?...
Con la llegada del siglo XX, decía anteriormente, surge el movimiento de vanguardias, que viene a ser, renovaciones en el arte, no solo de la literatura sino también en la pintura, la música, etc. Por lo tanto, esa renovación va a generar, un pluriperspectivismo, el mismo que quizás se vio en el siglo anterior, solo que acá toma fuerza y hace que tanto la realidad literaria como del autor de la obra se fragmente, por ende, surge el fragmentarismo, que no es otro tipo de vanguardia, solo que la diversidad de creación y enfoques de un mundo, se parten y crean submundos.
Las vanguardias surgen como una manifestación del rompimiento de cánones culturales establecidos con anterioridad (Lo Moderno). Florecieron después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), por ende, su apogeo será en los años 20 hasta 1950, años después de haber estallado el segundo conflicto bélico ( 1939).
Sus características:
Oposición a las estéticas de corte naturalista
Arte de minorías, surgió en sus orígenes separados del gusto popular, aunque progresivamente se fue integrando en el arte de masas.
Es un arte condenado a la fugacidad, en perpetuo cuestionamiento de uno mismo, del ser, en consecuencia  se entabla el concepto de Ontología, la interrogante de la existencia del todo.

Las vanguardias en Hispanoamérica
A Hispanoamérica llegan pocas de las vanguardias conocidas en Europa, sin embrago, son aquellas que quizás más significación tienen en el arte y la literatura de habla Hispana. En este aparte, solo nombraré los movimientos más significativos acérrimos en Hispanoamérica con sus respectivos representantes y algunos fragmentos, con el fin de ejemplificar claramente su arte.
Creacionismo: Adoptado por Vicente Huidobro en Chile. Quizás sea el único creacionista en Hispanoamérica.

Hugo Verani (1986) ubica el inicio de la vanguardia hispanoamericana hacia el año de 1914 con la conferencia que dictara Vicente Huidobro quien da conocer el Non Serviam, manifiesto creacionista, y menciona que el fin podría ser el año de 1935 con aquel intento de reactivación del suprarrealismo por parte de André Bretón y algunos de los integrantes de la Escuela Mexicana de Pintura, entre ellos David Alfaro Sequeiros, sobre todo con la publicación del Manifiesto del sindicato obrero. La Nueva vanguardia hispanoamericana del siglo XX: 1950-1980. José Reyes González Flores.
Por otro lado, la forma de crear, es decir, de hacer literatura, cambia y por ende, surgen nuevos métodos de creación, no sólo en lo planteado por Huidobro.
En Colombia, encontramos a la Vanguardia El Centenario, cuyos autores como Luis Carlos López, están en contra de la estupidez provincial, la cursilería en poema; el Centenario es un, se puede decir, un satanismo sudamericano, románico y modernista extravagante.
“Durante la Vanguardia existe una negación del pasado inmediato, y con ello la radical destrucción de los conceptos reinantes, entre ellos el concepto de poema, la destrucción de la sintaxis y la cancelación de la metáfora como lo podemos observar en Residencia en la tierra de Pablo Neruda o en Trilce de César Vallejo”. La Nueva vanguardia hispanoamericana del siglo XX: 1950-1980. José Reyes González Flores.
Según lo anterior, quizás sea por ello, que en nuestra América Hispana, las vanguardias nos fueron amplias y solo quedaron en el quehacer literario de ciertos autores argentinos, como Cortázar y Borges ( los más reconocidos tal vez por la crítica  el público), escritores Cubanos como Carpentier ( con lo Real Maravilloso del Reino de este Mundo), Sarduy ( y la liberación del cuerpo como un objeto social), Nicolás Guillén( con su poesía mulata para cantar y maldecir),  otros chilenos ya mencionados y por último en México, Agustín Yáñez ( y su amplia obra de vanguardia),Manuel Maple Arce y el Estrídentismo Literario surgido en México.
 El Ultraísmo
Movimiento poético de vanguardia surgido de las tertulias que iniciara Rafael Cansinos-Assens en el café colonial de Madrid a finales de 1918 y como reacción contra el amaneramiento de los seguidores del modernismo de Rubén Darío.
Así lo explica un ultraísta como Guillermo de Torre: como una violenta reacción contra la era del rubenianismo agonizante y toda su anexa de cantores fáciles que habían llegado a formar un género híbrido y confuso, especie de bisutería poética, producto de feria para las revistas burguesas. Opinión semejante tiene Jorge Luis Borges, quien, no obstante, acabara renegando de sus orígenes ultraístas.
Son sus rasgos fundamentales: la condensación metafórica, la eliminación de nexos inútiles, el avance de la “imagen refleja o simple”, según los comentarios de Gerardo Diego, hacia la “imagen múltiple” que supone la identificación más plena entre poesía y música, el valor plástico de la disposición tipográfica, herencia directa de los caligramas de Apollinare. Los poetas ultraístas más notorios fueron, además de los ya citados: Juan Larrea, Pedro Garfias, Adriano del Valle, Eugenio Montes, José Rivas Panedas, Rafael Lasso de la Vega, Isaac Vando-Villar, entre otros. El movimiento quedó disuelto al dejar de publicarse públicamente la revista Ultra en la primavera de 1922.
Surrealismo
Movimiento literario y artístico, definido en 1924 por André Bretón, que preconizaba  renovación de todos los valores culturales, morales y científicos por medio del automatismo psíquico.
 Antecedente primordial del Surrealismo fue el movimiento dadaísta fundado en Zurch en 1916. Bretón efectuó la primera formulación definidora del movimiento en su manifiesto Surrealista (1924) , que describió el surrealismo como  “automatismo psíquico mediante el cual se  propone expresar, sea verbalmente, o por escrito de otro modo, el funcionamiento real del pensamiento, en ausencia de  todo control ejercido por la razón y al margen de toda preocupación estética o moral”. Entre los autores  que Bretón citaba como contribuyentes o precursores de su pensamiento figuran Freud, Lewis, Hugo etc., aunque si bien algunos serían rechazados posteriormente, los surrealistas conservaron siempre especial aprecio por los románticos franceses y anglosajones y por los “poetas malditos”.
Movimientos de Vanguardia en la Republica Dominicana
El Postumismo
El movimiento postumista nace en 1921. Sus figuras principales fueron Domingo Moreno Jiménez (1892-1986), Andrés Avelino (1900-1974) y Rafael Augusto Zorrilla (1892-1937).
El postumismo consideraba que se debía eliminar de la tradición literaria, el pasado literario universal además estaba en contra de los movimientos literarios de su época: surrealismo, dadaísmo... Estos son sus grandes defectos, con ello se negaba a la renovación de su literatura. Fue una reacción en contra de la modernidad poética inauguraba por las vanguardias más importantes de comienzos del siglo XX.
Los críticos reconocen como logros postumitas los siguientes:
  • Primacía del versolibrismo en una época en que la poesía dominicana parecía atrapada en la métrica;
  • Introducción del paisaje nacional en la poesía. Los postumistas  reaccionaron en contra de la imitación y los calcos de otras escuelas poéticas y los ambientes de otra poesía.
La Poesía Postumista
Predominan en la poesía postumista los temas relacionados con el paisaje, con la existencia y con la actitud psicológica ante la vida.
En la poesía tradicional, el ritmo está reglamentado por el número de sílabas de los versos, por las rimas regulares y por las pausas métricas.
El versolibrismo, rechaza los elementos de la métrica, la uniformidad y la regularidad en la construcción de los versos del poema. El poeta no se somete a unas leyes establecidas previamente, sino que se deja conducir por el ritmo interior de su pensamiento.
El postumismo descubre de un modo amplio, y por vez primera, la tierra dominicana, el sentido racial y el sentido morfológico de nuestra realidad.
El realismo ahora no está determinado por una norma preceptiva ni por modelos a los cuales hay que ser fiel, sino por el impulso del alma del poeta en contacto directo con la realidad nativa.
La tierra, lo autóctono, comienza a tener cabida en los versos que entonces se forjan.
Literatura Contemporánea Hispanoamericana
Cae en infancia  
 Cae en vejez  
 Cae en lágrimas  
 Cae en risas 
 Cae en música sobre el universo  
 Cae de tu cabeza a tus pies  
 Cae de tus pies a tu cabeza  
 Cae del mar a la fuente  
 Cae al último abismo de silencio
 Como el barco que se hunde apagando sus luces
(Excerpto de Altazor, Vicente Huidobro)

No acudas a linimento...
No acudas a linimento,
alcanfor, miel o saliva,
que atenúen el momento
de más ardor. No se esquiva
con ardid, ni se deriva
esa quema: se convierte
en su contrario. Divierte
el placer así obtenido
por el sendero invertido:
más vida cuanto más muerte
(Severo Sarduy)

Démons et Merveilles
De colinas y vientos
de cosas que se denominan para entrar
como árboles o nubes en el mundo
De enigmas revelándose en las lunas
rotas contra el aljibe o las arenas
yo he dicho y esperado
Creo que nada vale contra esta caricia
abrasadora que sube por la piel
Ni el silencio, ese desatador de sueños
Vivir
oh imagen para un ojo cortado
boca arriba perpetua.
(Julio Cortázar)


Manifiesto Postumista (Fragmento).
“Cuatrocientos y más años han sido suficientes para un período de gestación en esta media parte del mundo. "Juventud divino tesoro, tenéis la palabra; ahí está el porvenir. La América debe superar a la Europa".

     A) Porque no podemos seguir siendo súbditos de una aristocracia intelectual que no nos pertenece. La verdadera aristocracia la lleva el pensador en el cerebro. Debemos tan sólo ser aristócratas de nuestra democracia.

     B) Los mármoles de Paros y de Corinto no se han hecho para nuestras estatuas. No tendremos en nuestros calderos surrapa de Verlaine ni Mallarmé, de Tristán ni de Laforgue. Homero y Virgilio, Goete (sic) y  Schakespeare  (sic)  no serán más que  divinidades que  respetaremos, soles apagados que no nos iluminarán.  Hemos levantado  la estatua  con el  barro grotesco de nuestra América. Si acaso caen chaparrones que nos la deformen nos queda mucho barro, mucho barro que es nuestro ideal universalizado. Continuaremos modelando la estatua aunque tenga más espejos donde mirarse que en el del cristal de las charcas.

    C) Vida sincera e íntima, arte autónomo, para abrir las talanqueras que nos ha separado del infinito.

     D) De todo lo inutilizable haremos un símbolo, un solo símbolo, y de todos los simbolistas un fósil. La luna con los simbolistas será también un símbolo fosilizado.

     E) Seremos humanamente eternistas. Con un solo Dios, nuevo, subpanteísta, que a cada quien permita buscar su religión por sí mismo. Por nuestra ruta no olvidaremos el Corán y la Divina Comedia, la Biblia y el Quijote.

     F)  Todos tendrán el mismo derecho a vivir su momento artístico, lo mismo la dama de la quinta florida, que el galán con chamarra, el labrador, el jornalero.

    G) Los poetas no seguirán siendo seres privilegiados y desconocidos de la multitud, camino del ensueño, sino seres videntes, camino de la verdad, pensadores y filósofos.

     H) No reconoceremos vocablos poéticos. Toda palabra es bella cuando está bien escrita; todos los actos de la vida bastan que sean reales para ser artísticos; gran artista es aquel que más fiel interpretación nos brinda de esos actos. La bella mentira de Oscar Wilde desapareció con su muerte: un tronco carcomido jamás retoñará porque le injerten ramas de hojas verdes. La materia poética es creación. Nuestra belleza de sombra y luz será la belleza del futuro”…


1 comentario: